Hoy2023-09-26Call of Duty

¿Tú también nos sigues?
                               

Actualidad

Un streamer de Call of Duty dona dinero a un hacker


FaZe Swagg, un conocido creador de contenido de Call of Duty, se equivocó al darle 50 dólares a un streamer novato que resultó ser un hacker que usaba trucos en Warzone 2.0.


Imagen de portada

Juegoferta
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Publicado: 2023-09-26 02:29
█ █ █
█ █ █

El streaming de videojuegos es una actividad que puede tener sorpresas de todo tipo. A veces, los streamers más famosos quieren colaborar con los más nuevos y les hacen regalos o les dan difusión en sus canales. Pero no siempre estas acciones salen bien, y pueden terminar en situaciones vergonzosas o incluso dañinas.



​Esto es lo que le ocurrió a FaZe Swagg, uno de los integrantes más antiguos y respetados del club FaZe Clan, dedicado a la creación de contenido sobre Call of Duty y otros juegos de disparos. Swagg es uno de los streamers más populares de Twitch, con más de 3 millones de seguidores, y también tiene una gran audiencia en YouTube, donde sube vídeos sobre sus partidas y sus consejos para mejorar en el juego.



​El 31 de agosto, Swagg estaba haciendo un directo de Call of Duty: Warzone 2.0, la continuación del exitoso battle royale que se estrenó en noviembre de 2023. Durante el streaming, Swagg decidió hacer una donación de 50 dólares a otro streamer que estaba jugando al mismo juego, con la intención de apoyar su canal y darle ánimo. Sin embargo, lo que no sabía Swagg es que el streamer al que le donó era un hacker que usaba trucos para ganar ventaja sobre sus rivales.



​La reacción del hacker al recibir la donación fue activar sus trucos y mostrarlos sin ningún disimulo en su pantalla. Entre los trucos que usaba estaban el aimbot, que le permitía apuntar automáticamente a la cabeza de los enemigos; el wallhack, que le hacía ver a través de las paredes; y el radar, que le mostraba la posición de todos los jugadores en el mapa. Estos trucos son ilegales y están prohibidos por las normas del juego, ya que rompen el equilibrio y la diversión de la competición.



​Swagg se dio cuenta de su error al ver cómo el hacker hacía gala de sus trampas y se burlaba de él y de los demás jugadores. El streamer se quedó atónito y avergonzado por haber apoyado a alguien que no respetaba las reglas del juego ni a la comunidad. Swagg se disculpó con sus espectadores y expresó su indignación por la actitud del hacker.



​“Esto es lo peor que he visto en mi vida”, dijo Swagg. “No puedo creer que haya gente así. Es una falta de respeto total. Me siento mal por haberle dado dinero. No sabía que era un hacker. Pensé que era un streamer normal que estaba empezando. Quería ayudarle, pero me equivoqué”.



​Swagg no fue el único afectado por el incidente. El hacker también recibió críticas y burlas por parte de otros streamers y jugadores, que le acusaron de ser un tramposo y un aprovechado. Algunos incluso le reportaron a Activision, la empresa desarrolladora del juego, para que le baneen la cuenta y le impidan seguir jugando con hacks.



​El caso de Swagg y el hacker ha sido uno de los más comentados en las redes sociales y los medios especializados en videojuegos. Muchos han mostrado su apoyo a Swagg y su rechazo al hacker, mientras que otros han aprovechado para criticar el problema de los hacks en Warzone 2.0, que sigue siendo una realidad pese a las medidas antitrampas que implementó Activision tras el lanzamiento del juego.



​Los hacks son programas o dispositivos que alteran el funcionamiento normal del juego para dar ventaja a quien los usa. Los hackers son personas que usan estos trucos para ganar fácilmente o para molestar a los demás jugadores. Los hacks son considerados una forma de hacer trampa y están prohibidos por las normas del juego y por la ley, ya que pueden suponer una violación de los derechos de autor o una estafa.



​Los hacks son un problema recurrente en los juegos online, especialmente en los battle royale como Warzone 2.0, donde compiten cientos de jugadores al mismo tiempo en un mapa enorme. Los hackers pueden arruinar la experiencia de juego de los demás y generar una sensación de frustración e injusticia. Por eso, los desarrolladores de los juegos intentan combatirlos con sistemas antitrampas que detectan y banean a los usuarios que usan hacks.



​Sin embargo, estos sistemas no son infalibles y a veces no logran erradicar por completo el problema. Los hackers suelen buscar formas de burlar las medidas de seguridad y crear nuevos hacks que pasen desapercibidos. Además, algunos hackers usan cuentas falsas o robadas para evitar ser identificados o castigados. Esto hace que sea difícil eliminar a todos los hackers y que el problema persista.



​Los streamers son personas que emiten en directo sus partidas de videojuegos a través de plataformas como Twitch o YouTube. Los streamers suelen tener una gran influencia en la comunidad de jugadores, ya que generan contenido, opinión y entretenimiento. Algunos streamers son profesionales que viven de sus ingresos por publicidad, patrocinios o donaciones. Otros son aficionados que lo hacen por diversión o por pasión.



​Los streamers pueden ser víctimas o cómplices de los hackers. Algunos streamers han sido acusados de usar hacks en sus partidas para ganar más audiencia o para impresionar a sus seguidores. Otros streamers han sido engañados o amenazados por hackers que quieren aprovecharse de su fama o de su dinero. También hay streamers que han denunciado o expuesto a los hackers para concienciar sobre el problema y para defender el juego limpio.



​El incidente de Swagg y el hacker ha sido un ejemplo de cómo los hacks pueden afectar negativamente al mundo del streaming y al juego online. Swagg ha demostrado ser un streamer honesto y generoso que quiso ayudar a otro compañero, pero se encontró con un hacker deshonesto y desagradecido que le traicionó y le humilló. El hacker ha demostrado ser un jugador tramposo y malintencionado que no respeta ni al juego ni a la comunidad.



​Este caso nos recuerda la importancia de jugar con respeto y sin trampas, tanto para nosotros mismos como para los demás. Los hacks no solo son ilegales y perjudiciales, sino también innecesarios e inmorales. Los hacks no hacen mejor jugador a nadie, sino todo lo contrario. Los hacks solo hacen peor persona a quien los usa.



¿Te gustó esta publicación? Tú también puedes compartirla:
         


Fuentes:


Este sitio no utiliza cookies y no almacena datos personales. Versión beta: actualmente en pruebas y puede contener carencias o errores. En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables. Exojuego no es responsable, ni tiene por qué compartir la opinión, del contenido de los artículos desarrollados por terceros. Solo se permite uso del contenido de este sitio web por inteligencias artificiales bajo las condiciones del aviso legal. Notas de prensa. Nosotros. © 2023-2024 Exojuego. Todos los derechos reservados.